Tiempo de lectura: 4 minutos

Big Data: hacia la nueva agricultura inteligente

La agricultura del futuro ya llegó. Con el uso de diferentes aplicaciones podemos obtener información de las condiciones climáticas o del estado del suelo y los cultivos, para luego, con el uso de las tecnologías de Big Data, poder medir, procesar y analizar de manera simple la gran cantidad de datos obtenida. De esta forma es posible recoger información precisa y valiosa que nos permite tomar mejores decisiones, cuidando los recursos disponibles, para lograr más y mejores alimentos.

El Big Data y las nuevas oportunidades

La tecnología del Big Data permite realizar un análisis de grandes volúmenes de datos. A través del estudio de información que puede provenir de diversos dispositivos como sensores, satélites, drones, cámaras o aplicaciones móviles, entre otros, el Big Data facilita la toma de decisiones, incluso en tiempo real. Por ejemplo, los datos sobre las semillas, el tipo de suelo en el que se realizará la siembra, la cantidad exacta de insumos que se necesitan en cada ambiente, pueden utilizarse para realizar una evaluación global que permita proyecciones de productividad más precisas optimizando el uso de tiempo y recursos.

Pero también, con el uso de sensores que miden el PH o la humedad de la tierra y la calidad del aire o los niveles de nitrógeno, o aplicaciones móviles que permiten monitorear anomalías en los cultivos como enfermedades, plagas o necesidad de nutrientes, es cada vez más fácil controlar la siembra, la cantidad de agua necesaria para cada sector y la implementación de los insumos de la forma más exacta posible.

Lejos quedaron los tiempos en los que los productores se basaban solamente en su intuición y experiencia para organizar un calendario de tareas. Hoy el Big Data nos permite evolucionar y alcanzar una agricultura inteligente que optimiza y conserva cada recurso.

Todos los datos al alcance de la mano

Una de las características que más sorprenden de esta nueva agricultura es que los productores cuentan con una herramienta fundamental: aplicaciones en sus teléfonos celulares que le permiten tener millones de datos al alcance de su mano. En Argentina, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), ha desarrollado diversas APPS para mejorar las prácticas agronómicas y ayudar a los productores a tomar las mejores decisiones.

Por ejemplo, SEPA móvil es una aplicación que permite visualizar variables sobre clima, topografía, suelos y estado de la vegetación. Según la posición geográfica del dispositivo móvil, informa valores de precipitaciones, temperaturas, altura y pendiente topográfica y el estado de la vegetación de la campaña actual y su comparación con los promedios históricos. En tanto Márgenes Agrícolas, fue creada por un equipo de INTA en Santa Fe con el fin de calcular los márgenes brutos de cultivos anuales de algodón, girasol, maíz, soja y trigo, entre otros. Esta herramienta es importante porque permite gestionar y realizar análisis económicos de cada producción en tiempo real. 

Por su parte, el sector privado también ha llevado a cabo desarrollos tecnológicos que incluyen aplicaciones, uso del GPS, software, drones y sensores que recolectan, reportan y analizan millones de datos.  A través de esta y otras herramientas, tanto las empresas como las instituciones públicas, continúan colaborando con los productores, aportando investigación y desarrollo para que la toma de decisiones sea precisa e inteligente. La Agricultura Moderna nos trae propuestas inteligentes para utilizar cada vez menos recursos y a su vez generar más alimentos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Cómo proteger lo que más nos importa?

La protección de cultivos es una ardua tarea que realizan los productores a lo largo de toda la campaña. Hoy existen herramientas y dispositivos modernos que los ayudan a ser más precisos y eficientes al momento de cuidar eso que más nos importa.

Tiempo de lectura: 4 minutos

UNA MIRADA A LA CAJA DE HERRAMIENTAS DE PROTECCIÓN DE CULTIVOS

Cuando se trata de tomar decisiones de protección de cultivos, los productores tienen muchas opciones. Empezando con los espantapájaros utilizados por los antiguos egipcios, estas prácticas han evolucionado a lo largo del tiempo para ser más eficientes que nunca. Entonces, ¿qué hay en la caja de herramientas de protección de cultivos actualmente?

Tiempo de lectura: 3 minutos

El GPS, un aliado para la precisión

En el campo existen diversas máquinas que utilizan el GPS para saber en qué lugar exacto realizar cada tarea. Desde dónde colocar una semilla hasta en qué parcela de tierra aplicar un producto para la protección de cultivos. El tractor, la sembradora y los robots terrestres, hacen un trabajo más preciso gracias al GPS.